ISSTH. Capítulo 134: Octavo Hechizo de Demonio Sellado!

Ahora que se había enzarzado con Li Daoyi en una batalla, Meng Hao podía decir que si él tuviera un cuarto Pilar Dao, entonces sería capaz de terminar la lucha bastante rápido. Ahora, deseaba más que nunca matar a Li Daoyi.

Pero la base de cultivo de Li Daoyi estaba en la etapa final de Fundación Establecida. Aún más, él era un Descendiente Dao del Clan Li. Sobrepasaba incluso a los Elegidos y sería difícil de matar.

Más importante que Li Daoyi era el mastín. Hasta ahora, la máscara no estaba bajo el control de nadie. Con Li Daoyi presente, era imposible de saber cuándo terminaría la pelea. Y si Meng Hao quería ayudar al mastín, necesitaba librarse de Li Daoyi.

Y este método…. Era el de destruir la salida!

Bajo de ellos estaban las nieblas removiéndose. El derrumbamiento de este mundo estaba aumentando su velocidad. El vórtice rugía y se hacía cada vez más grande. Pronto, el altar de sacrificios verde oscuro estuvo más de la mitad hundido en él.

Meng Hao se movió hacia atrás, moviendo su manga. La niebla de rayos se extendió alrededor de él y después salió disparado rápidamente hacia la puerta que se desmoronaba.

La expresión de Li Daoyi cambió. Apretó su mandíbula y una mirada fría apareció en sus ojos. Movió su mano derecha y el abanico salió volando, disparado hacia la puerta brillante. Un sonido de explosión llenó el aire mientras que la puerta se agrietaba aún más bajo el poder del ataque.

Después de toda la destrucción, lo único que quedaba de la puerta era un pedazo de unos treinta metros. Y ese pedazo estaba rápidamente desapareciendo.

“No hay forma de que seas más implacable que yo,” dijo Li Daoyi. “No creo que tú vayas a sacrificar tu vida!” Su cuerpo se iluminó mientras salía disparado. Su mano derecha se movió en un encantamiento, después gesticuló hacia delante. Instantáneamente, un talismán de color amarillo apareció detrás de él. Salió disparado a través de su cuerpo, incrementando su tamaño exponencialmente mientras salía disparado hacia la puerta de treinta metros.

Los ojos de Meng Hao brillaron fríamente. Golpeó su bolsa privada para sacar diez silbantes espadas voladoras. Esas espadas simplemente no pudieron aguantar el poder de los tres Pilares Dao de Meng Hao e inmediatamente explotaron en pedazos.

En medio de la reverberación de la explosión, la puerta de treinta metros se sacudió violentamente mientras se desintegraba aún más. Ahora, sólo quedaban seis metros. En cuanto al altar de sacrificios de color verde, había sido casi completamente succionado por el vórtice rotante. Ahora, el vórtice empezó a alzarse hacia Meng Hao y Li Daoyi.

Toda la zona de Legado estaba al borde de la completa aniquilación. Aparecieron grietas en toda la superficie y un increíble y desafiante rugido llenó el aire.

Encima de ellos, la única salida estaba ahora haciéndose cada vez más pequeña. En ese momento, sólo quedaban tres metros. Y aun así, Meng Hao golpeó su bolsa privada de nuevo. Diez espadas voladoras salieron volando. El rostro de Li Daoyi mostró su preocupación.

Si las espadas explotaban contra la puerta, que ahora tenía menos de un metro de anchura, colapsaría completamente. Li Daoyi de pronto pensó que Meng Hao había realmente perdido cualquier esperanza de vivir y se había resignado a estar en este lugar para siempre.

Pero entonces, Meng Hao hizo un movimiento con su manga y salió volando poniéndose en medio de las espadas. Esto hizo que pareciera como que hubiera abandonado la idea de quedarse y se fuera a ir. Pero que mientras se iba, destruiría la puerta. Entonces, incluso si Li Daoyi adquiriera el Legado del Inmortal de Sangre, no tendría forma de salir.

Una mirada en conflicto apareció en los ojos de Li Daoyi. Si Meng Hao hacía eso, conseguir el Legado no tendría sentido.  Estaba a punto de hacer algo para bloquear a Meng Hao, pero entonces se dio cuenta de que cualquier cosa que hiciera enviaría ondas que podrían hacer que la debilitada puerta se rompiera.

“Si me voy, el Legado…”

No quería ser enterrado en este lugar. Era un Descendiente Dao del Clan Li. Tenía ilimitadas perspectivas de futuro. Perder el Legado del Inmortal de Sangre no cambiaría mucho nada. Pero morir allí…”

“Comparado con mi vida, el legado no cuenta para nada. Y a quién le importa algo ese viejo Patriarca. Muy bien. Pero si alguien más consigue el Legado, entonces será enterradosjunto con este lugar!” Los ojos de Li Daoyi se pusieron rojos mientras dejaba salir un aullido. Saltó hacia arriba, tosiendo una bocanada de sangre que se estampó sobre él mismo. Después se transformó en una sombra sangrienta, la cual se incrementaba exponencialmente de tamaño. Se estiró hacia las espadas voladoras de Meng Hao, alcanzándolas a ellas y a Meng Hao justo cuando estaban a punto de explotar. Sobrepasó a Meng Hao y salió disparado dentro de la puerta.

Incluso mientras pasaba por la puerta, su mano derecha ondeó, apareciendo diez perlas negras, preparadas para explotar, estampándolas contra la puerta y cortando la ruta de escape de Meng Hao.

Y aun así, al mismo tiempo, mientras su mano derecha estaba todavía en proceso de abandonar la proyección, Meng Hao tomó aire y después soltó un hechizo que había estado preparando desde hacía algo de tiempo.

“Demonio Sellado, Octavo Hechizo, Sellado de Cuerpo!” Sus ojos estaban carmesíes mientras soltaba las palabras. Esta era la primera vez que había usado el arte místico que había adquirido del Sellador de Demonios de Octava Generación.

Después de lograr iluminación intelectual, Meng Hao había intentado algunas veces usar el hechizo, pero nunca lo había logrado. Después de la profunda iluminación proporcionada por el texto mágico de la quinta matriz de la zona de Legado del Inmortal de Sangre, todo encajó.

Usando sus tres Pilares Dao Perfectos, sus dedos se movieron, Meng Hao tenía la intensa sensación de que lo lograría esta vez. El sentimiento había aparecido en su batalla con Li Daoyi y había continuado creciendo más fuerte.

Sus dedos terminaron, y el mundo al completo se estremeció. Y aun así, no era realmente que el mundo se hubiera estremecido, sino que lo habían hecho Meng Hao y su dedo.

Aparecieron pequeños regueros de un Qi intangible que parecían estar conectados de alguna forma con el mundo que se derrumbaba. Estaban en todos lados, combinados con la energía espiritual del cielo y la tierra, creando imágenes fantasmales del mundo. No era solo que Meng Hao y su dedo se hubiera sacudido, adicionalmente a las imágenes fantasmales del mundo, incluso imágenes fantasmales de Li Daoyi habían aparecido!

Li Daoyi no había recorrido todo el camino a través de la brillante proyección. Pero ahora, su cuerpo empezó a temblar y…. paró de moverse!

Al mismo tiempo, los tres Pilares Dao dentro de Meng Hao se atenuaron rápidamente; parecía como si la técnica de Meng Hao hubiera hecho efecto, habiendo usado casi todo el poder espiritual que tenía.

Meng Hao se puso pálido. Movió su mano derecha y la niebla de rayos repentinamente se extendió, rodeando las diez perlas que estaban apunto de explotar. Al mismo tiempo, las dos espadas de madera salieron volando, dirigiéndose directamente hacia Li Daoyi. En cuanto a las otras espadas voladoras, habían perdido su poder espiritual, explotando justo en ese momento, enviando ondas en todas direcciones.

Pasó un momento y Li Daoyi había empezado a recuperarse. Sin embargo, todo había pasado muy rápido, todavía estaba atónito. Su cuerpo estaba ya realmente fuera, pero antes de que tuviera oportunidad de hacer algo más, dejó salir un aullido escalofriante. No había sacado su brazo derecho a tiempo! En un parpadeo, las espadas de Meng Hao lo habían cortado!

Dentro de la zona de Legado, Meng Hao estaba pálido, tosió sangre. Todo a su alrededor estaba desintegrándose y siendo succionado dentro del vórtice. La niebla de rayos había dejado salir un estruendo; había logrado bloquear el ataque explosivo de las diez perlas, pero la puerta brillante sin embargo ondeó, estrechándose hasta tener menos de dos metros de diámetro.

Pronto, la niebla de rayos era tan delgada que parecía que se fuera a desvanecer; incluso los chispazos de electricidad eran casi indetectables. Meng Hao vio a Li Daoyi escapar, con un brazo menos y suspiró interiormente. Después se giró y se lanzó hacia la máscara medio violeta medio roja, dentro de la cual, dos Divinidades de Sangre estaban intentando consumirse la una a la otra.

Al principio, el brillo rojo parecía ir ganando. Pero en el instante en el que Li Daoyi se fue, repentinamente se hizo más débil. Dentro de la máscara, el Patriarca del Clan Li tembló, con su ira inflamándose.

“Li Daoyi!!!” rugió furiosamente. En el pasado, había sido un cultivador, pero ahora se había encarnado en una Divinidad de Sangre. Debido a ello, no tenía más elección que seguir la única verdadera regla de la zona de Legado sin reglas.

El ganador del Legado debe de tener una Divinidad de Sangre!

De modo similar, una Divinidad de Sangre debe de pertenecer a un competidor por el Legado! Cuando un competidor por el Legado se iba, la Divinidad de Sangre debería desvanecerse. Solo cuando el competidor regresara, reaparecería la Divinidad de Sangre.

Sin embargo, el Patriarca del Clan Li ya se había situado dentro de la máscara. No desapareció, y aun así, debido a que Li Daoyi había huido, se había debilitado. El brillo que le rodeaba empezó a desvanecerse.

Meng Hao se acercó. Ignorando toda la desintegración y derrumbe a su alrededor, se estiró, circulando sus tres Pilares Dao de su Fundación Perfecta, haciendo que todo el poder del cielo y la tierra del área corriera hacia él.

La energía espiritual entró en su cuerpo y después fluyó hacia la máscara, fundiéndose en el mastín. Con su asistencia, el brillo violeta del mastín se hizo más brillante, presionando al Dragón de Sangre, que era el Patriarca del Clan Li, cortándole totalmente su vía de escape. En ese instante, el control de la máscara por el mastín  había superado la mitad. Y todavía no la había conquistado completamente. Por ello, la más cara no podía ser tomada.

El Patriarca del Clan Li no podía ser tragado tan fácilmente. A pesar de lo peligroso de su situación, todavía continuó luchando fieramente.

“Si sigues siendo un completo cabezón, entonces lo peor que te puede ocurrir es que muramos todos aquí hoy,” sonó la voz de Meng Hao. Todo a su alrededor temblaba de una forma atronadora, derrumbándose en pedazos. La brillante puerta de salida apenas tenía más de un metro de ancho. “Si te rindes y dejas a mi Divinidad de Sangre tomar el control de la Máscara del Legado, entonces no permitiré que te consuma del todo. Algo de tu espíritu puede permanecer, y finalmente llegará el día en el que puedas emerger y transformarte en una persona! La elección es tuya!”

“Qué te hace pensar que te ayudaré a ganar!?” replicó la cruel voz del Patriarca del Clan Li. “Y qué razón tengo para confiar en ti!?” Sabía el peligro al que se enfrentaba, por tanto sabía que rehusar a Meng Hago significaba morir. Pero todavía no quería rendirse.

“Puedes no confiar en mí, pero no tienes más opciones.” Los ojos de Meng Hao brillaron.

Pasó un momento, de duración de diez respiraciones. Los alrededores empezaban su final descenso hacia la destrucción. El vórtice estaba a solo tres metros de Meng Hao, tragándoselo todo. Encima de él, la salida apenas tenía un metro de anchura. Un rugido impotente salió desde el Patriarca del Clan Li.

———-

  1. Si quieres recordar lo del Octavo Hechizo del Demonio Sellado, lee de nuevo el Capítulo 102: Octavo Hechizo del Demonio Sellado.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

Anuncios

7 respuestas a ISSTH. Capítulo 134: Octavo Hechizo de Demonio Sellado!

  1. hernan fontela dijo:

    Muchas gracias por el cap 🙂

    Me gusta

  2. lanree dijo:

    Gracias!

    Meng Hao había intentado algunas veces usar el hechizo, pero nunca lo habría logrado. (creo que es “nunca lo había”. O al menos así queda mejor haha)

    Me gusta

    • wusemb dijo:

      Po zi… es complicado cuando se cuela un “r” en medio de una palabra y como no está mal escrita el corrector no la detecta xD
      y cuando lo lees por 2 vez para editarlo… fácil pasarla por alto 😛

      Gracias 🙂

      Me gusta

  3. Bloody dijo:

    Muchas gracias 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s